La hoja de graviola puede combatir los dolores de la fibromialgia

Además del alivio de los dolores, los investigadores creen que el compuesto natural puede también reducir síntomas como depresión y ansiedad, que generalmente están ligados a los casos de fibromialgia. Ver!

La hoja de graviola puede combatir los dolores de la fibromialgia

Es increíble como cada día que pasa se descubren tratamientos y utilidades que estaban ocultos en la naturaleza. Es el caso de la hoja de graviola, que mostró buenos resultados con relación a los dolores de la fibromialgia.

La investigación fue realizada por el departamento de farmacología de la Universidad de Sevilla, en España. El estudio fue realizado en ratones, que recibieron un extracto acuoso hecho con las hojas del árbol Annona muricata L., cuyo fruto es la graviola.

Además del alivio de los dolores, los investigadores creen que el compuesto natural puede también reducir síntomas como depresión y ansiedad, que generalmente están ligados a los casos de fibromialgia.

Las próximas pruebas deben realizarse en humanos, buscando la dosis ideal para obtener los mismos resultados en esos pacientes que tanto necesitan ayuda.

Graviola: una vieja conocida

Natural de la Amazonia, la graviola ya es conocida por los habitantes de la región por sus propiedades medicinales. Algunos estudios ya han demostrado que la graviola puede atacar células cancerígenas.

Los resultados mostraban que ese tratamiento natural era tan o más eficaz que algunas de las drogas químicas generalmente usadas para ese propósito. Algo realmente increíble cuando se trata de una planta.

Otros consejos contra los síntomas de la fibromialgia

Ahora, volviendo a la fibromialgia, hay otros consejos que pueden ayudar si usted también sufre con los síntomas de esta enfermedad, como:

1. Eliminar la alergia alimentaria: muchas personas con fibromialgia presentan alergia alimentaria y tienen una reducción de sus síntomas por la eliminación de estos alimentos, como por ejemplo: maíz, trigo, productos lácteos, cítricos, soja y nueces.

2. Identificar su tipo metabólico: alimentándose de acuerdo con su tipo metabólico, usted promoverá una considerable mejora de la fibromialgia.

3. Mejorar la ecología intestinal: existe una correlación directa entre fibromialgia y crecimiento de hongos (cándida) en el tracto digestivo. Los pacientes con esta patología mejoran sensiblemente cuando siguen una alimentación anticándida, con el uso de probióticos, por ejemplo.

4. Hormona tiroidea: uno de los componentes de la fibromialgia es la disfunción de la tiroides y según las investigaciones del Dr. John Lowe, especialista en tiroides, puede ser la hormona tiroidea el elemento que falta en el abordaje terapéutico de la fibromialgia y que a menudo es ignorado.

5. Hacer ejercicios: estudios muestran que la combinación de ejercicio aeróbico y estiramientos pueden mejorar, y mucho, los síntomas de fibromialgia.

6. Acupuntura: estudios han demostrado que la acupuntura actúa en los puntos de alivio de dolor, cortando el flujo sanguíneo en las áreas del cerebro responsables de ese sentimiento en segundos.

7. Vitamina D: aumentando los niveles de vitamina D puede tratar, prevenir e incluso revertir una cantidad enorme de enfermedades, incluyendo fibromialgia, según el Dr. Michael F. Holick, autor de un libro sobre los beneficios de la vitamina D.

8. Eliminar metales tóxicos: estamos absorbiendo diariamente, ya sea por el agua, por el aire y por alimentos una gran cantidad de metales tóxicos que pueden inducir, generar o simular enfermedades. Muchas veces, su desintoxicación promueve la reducción o reversión del cuadro clínico de la fibromialgia.

9. Terapias nutricionales que contienen vitaminas del complejo B, C, magnesio y calcio, que traen mejoras importantes para los pacientes con fibromialgia.

10. Litio: los síntomas de fibromialgia tienen una mejora significativa cuando se asocia el litio al tratamiento. Es importante destacar que no hay ningún problema en asociarlo a la medicación de tratamientos convencionales.

Ahora, lo más importante: tanto en el caso de la hoja de graviola y de esos otros tratamientos, siempre es bueno recordar que usted no debe automedicar. Estas son informaciones importantes, a menudo muy recientes, que deben ser discutidas con su médico antes de cualquier decisión. Sólo él conoce su caso y podrá indicar cuál es la mejor medida para usted.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *